Tu Productividad

Patrocinado por:

votar

El "truco de los 10 minutos"

Afrontar proyectos que merecen la pena pero que exigen esfuerzo y perseverancia no es algo fácil, ya que va en contra de nuestra natural tendencia a la procrastinación, a sentir esa "hueva" de empezar a hacerlo, y derivarnos hacia otras actividades menos productivas pero que nos satisfacen instantáneamente.

El autor David Kadavy explica en este artículo original su método "de los 10 minutos", que según él, le permitió sacar tiempo y ganas para escribir un libro que llego a estar entre los 20 más vendidos de Amazon.

¿En qué consiste su regla de los diez minutos?

 

 

Básicamente, en dedicarse a una tarea habitual, sea cual sea, los 10 minutos posteriores a levantarse de la cama por la mañana. Antes de desayunar, tomar un baño, checar el correo, etc.

Su hipótesis, según su experiencia, es que este pequeño hábito, fácil de adoptar ya que son solo 10 minutos (y lu...

votar

El "truco de los 10 minutos"

Afrontar proyectos que merecen la pena pero que exigen esfuerzo y perseverancia no es algo fácil, ya que va en contra de nuestra natural tendencia a la procrastinación, a sentir esa "hueva" de empezar a hacerlo, y derivarnos hacia otras actividades menos productivas pero que nos satisfacen instantáneamente.

El autor David Kadavy explica en este artículo original su método "de los 10 minutos", que según él, le permitió sacar tiempo y ganas para escribir un libro que llego a estar entre los 20 más vendidos de Amazon.

¿En qué consiste su regla de los diez minutos?

 

 

Básicamente, en dedicarse a una tarea habitual, sea cual sea, los 10 minutos posteriores a levantarse de la cama por la mañana. Antes de desayunar, tomar un baño, checar el correo, etc.

Su hipótesis, según su experiencia, es que este pequeño hábito, fácil de adoptar ya que son solo 10 minutos (...

votar

Listas de tareas más útiles

La procrastinación se aborda desde la escuela de pensamiento del GTD como un problema más que afecta a nuestra productividad personal o laboral. Sin dejar de ser esto cierto, a menudo se banaliza un poco este fenómeno y se receta al pobre procrastinador una buena dosis de herramientas y técnicas para mejorar la productividad. Una de las más básicas es la socorrida Lista de Tareas. Desde la solución clásica de apuntarlas en una libretita de papel hasta la más sofisticada aplicación para móviles, el anotar en un listado nuestras tareas pendientes junto con su prioridad, fecha de vencimiento, etc. frecuentemente se ofrece como la solución obvia y definitiva que curará los males de las personas procrastinadoras.

Según los resultados del sondeo sobre la procrastinación que elaboramos para este blog, junto con numerosos comentarios acerca de ello, la efectividad de las listas de tareas y herramientas similares parece ser muy limitada. Hacemos listas de tareas para procrastinar consultarla ...

votar

StayFocusd, una utilidad para alejarnos de distracciones

El mercado del software está plagado de pequeñas aplicaciones y utilidades para aumentar nuestra productividad personal: listas de tareas, anotaciones, alarmas, etc.

Una de estas utilidades es StayFocusd, una extensión para el navegador Google Chrome, que sirve para eliminar de manera radical nuestras fuentes de distracciones. Es muy típico para un procrastinador tener abiertas multitud de pestañas con webs que distraen: redes sociales, correo electrónico no profesional, vídeos, etc. Recurrir a ellas es muy tentador, sobre todo en esas largas jornadas laborales repletas de tareas tediosas.

...

votar

Gamificar para no Procrastinar

Salir a hacer ejercicio diariamente. Iniciar y mantener una dieta. Dejar de fumar. Aprender un nuevo idioma. Sacarse el permiso de conducción. Escribir una tesis. Todas ellas son tareas que se prestan mucho a ser procrastinadas, puesto que requieren una dosis extra y sobre todo constante de motivación para ponerse manos a la obra con ellas.

¿Qué se puede hacer para dejar el círculo vicioso de postergaciones propio de la procrastinación y recuperar el pulso de nuestros proyectos?

Una opción es implementar la llamada gamificación. Este término, recientemente popularizado en el entorno de la productividad, proviene de la palabra game ?juego, en inglés?, y hace referencia a la técnica de adaptación de un proceso productivo o de aprendizaje según las reglas de los juegos (de mesa, videojuegos?). En español se traduciría como ludificación. De este modo, tareas que hasta entonces se hacían muy pesadas de realizar, toman a la apariencia de un divertido juego y consigue motiva...

votar

"¡Me da vergüenza retomar ese proyecto!"

En un artículo de hace tres años, comentábamos que mientras más se aplaza la ejecución de una tarea, crece la probabilidad de que la aplacemos más todavía y se acelera ese punto en que pasa a estar directamente abandonada.

Pero ¿por qué se produce este efecto de refuerzo positivo?

Es posible que se deba a una especie de sentimiento de culpa. Al postergar excesivamente una tarea o un proyecto, éste va adquiriendo unos tintes vergonzantes que deseamos evitar a toda costa. Recordemos que el procrastinador sabe a la perfección qué cosas está postergando, y la importancia que tienen, pero se autoengaña y simplemente no quiere ver lo que está provocando. Esto no quiere decir que sienta un bochorno y preocupación internas por ese conocimiento.

Así, la tarea o proyecto abandonados, a pesar de ser ?objetos inertes? se convierten en una suerte de Voz de la Conciencia, y evitamos acercarnos a ellos para evitar la desagradable sensación de percibir como ésta nos mira c...

votar

¿Ser indecisos es propio de ser inteligentes?

Sin duda una de las imágenes que mejor podrían representar la figura del procrastinador es la del individuo bloqueado sentado delante de una hoja en blanco. Empezar a crear un escrito, un dibujo, un plano? y no saber por dónde empezar, o peor aún, empezar a crear y borrar acto seguido para reiniciar la tarea con otra idea supuestamente mejor, o concentrarse en unos eternos preparativos con la creencia de que dichos preparativos son esenciales para la compleción de la tarea en si?
Una vez más debemos recordar que la procrastinación es una conducta de evitación, una forma de eludir momentos que nos resultan incómodos o sencillamente poco placenteros, recurriendo al autoengaño.
Siendo esto así, es muy fácil calificar al procrastinador de holgazán o directamente de estúpido. Pero a menudo las cosas no son lo que parecen, e indagando un poco más en el fondo de la cuestión es posible que lleguemos a resultados paradójicos. A menudo se postergan tareas porque, al empezar a afronta...

votar

La procrastinación y el "Wishful Thinking"

Una de las características fundamentales de las personas muy afectadas por la procrastinación es el elevado nivel de autoengaño que aparece en sus pensamientos. Recordemos que la procrastinación es fundamentalmente una conducta de evitación, que busca eludir lo que se supone que estamos obligados a hacer. Por lo tanto, es inevitable que surjan sentimientos de culpa o remordimiento. Nuestro cerebro, para combatir dichos sentimientos autodestructivos, recurre a mecanismos de defensa, y el principal es el autoengaño.

 

Existen varias formas en las que el autoengaño se manifiesta. Una puede ser la negación directa de unos hechos. Otra podría ser la invención de sofisticadas mentiras. Sin embargo, otra más sutil y muy extendida entre todos nosotros ?y acentuada en las p...

votar

Motivación - Inspiración - Fuerza de Voluntad

Hace un tiempo publicábamos en este blog un artículo llamado "¡Empieza el día procrastinando!". En él se planteaba una estrategia aparentemente contradictoria para combatir la procrastinación en la jornada laboral: iniciarla con un instante dedicado a nuestras distracciones en lugar de con las tareas obligatorias del trabajo, para evitar un vaciado temprano de nuestra fuerza de voluntad.

Bien, ahora en este artículo proponemos finalizar también el día procrastinando las tareas. Esta propuesta, que puede parecer al principio muy poco seria, que parece invitar a la postergación indefinida y a la holgazanería, es justamente lo contrario.

Durante toda nuestra jornada laboral, disponemos de tres factores que se van dosificando a lo largo del día: la Motivación, la Fuerza de Voluntad y la Inspiración. De la conjugación de las tres dependerá en buena parte la productividad del día. Analicemos uno a uno cada uno de estos factores:

 

Motivación:  la motivación es lógi...

votar

Búscate una obligación para poderla procrastinar

Ya se que el título puede sonar chocante o hasta escandaloso, pero a medida que uno se acerca a los "misterios" que rodean a la procrastinación, a menudo en las paradojas está la clave.
Hoy pensaba en un tema ya planteado por otros hace tiempo, la "procrastinación productiva". Una vez más en este blog no me cansaré de repetir que no hay que confundir a la persona procrastinadora con una perezosa o abúlica.  A menudo muchos proyectos brillantes han surgido precisamente de esos instantes de procrastinación. No todo el tiempo que un procrastinador invierte en evitar sus obligaciones lo dedica meramente a perderse en las redes sociales, jugar o sencillamente divagar. Con frecuencia los largos ratos de procrastinación son dedicados a fructíferas actividades creativas. Lo que sucede es que estas actividades no estaban planificadas, previstas o en general no son las que se supone que estábamos obligados a desempeñar. 
Pero eso no quiere decir que el resultado de las mismas sea desaprovechab...

votar

Procrastinación, Abulia y Akrasía

Cuando buscamos ayuda, consejo, consuelo ante los males que desasosiegan nuestra mente o nuestra alma, a menudo caemos en la tentación de abrigarnos y escondernos tras un eufemismo o un tecnicismo en el que justificarnos para poder así seguir viviendo en una zona de razonable confort.  
Es algo que puedo observar a menudo en este blog. Muchos de los comentarios que recibo a diario de casi cualquiera de sus artículos, hacen referencia al "alivio" que sienten los lectores al conocer "por fin" el nombre de su mal, al poder finalmente ponerle una etiqueta a la que aferrarse. Por otro lado, también es cierto que recibo comentarios bastante extensos de personas que aprovechan para desahogarse y transcribir lo desesperados que se encuentran, aunque en la mayoría de estos casos no se trata de procrastinadores si no ?por desgracia? personas que están pasando por una grave depresión. 
Esto por supuesto tiene aspectos positivos y negativos. Por un lado, es gratificante saber que uno no está sol...

votar

¡Feliz 2013!

¡Desde Procrastinacion.org os deseamos que 2013 esté lleno de proyectos y tareas completadas lo mejor posible! ...

votar

Sólo procrastino mis cosas

Uno de los lamentos más frecuentes que escucho en boca de personas muy afectadas por la procrastinación es el siguiente: ?El caso es que cuando hago algo para otros, no suelo procrastinar, pero cuando es un proyecto mío uffff...!?.
¿A qué se deberá esa tendencia a procrastinar más lo propio que lo ajeno?   Una explicación aparentemente obvia o trivial podría ser que, en caso de las tareas que hacemos para terceros (el trabajo, un favor a un familiar, etc.) tenemos pánico de defraudar y de las consecuencias que eso pudiera tener (perder el empleo, disgustar a nuestros amigos, etc.), mientras que somos más tolerantes o indulgentes con nosotros mismos.
Sin embargo, esta explicación puede no ser tan trivial. En los centenares de testimonios que pueblan, en forma de comentarios, este sitio web podemos leer a menudo que la procrastinación ha provocado la paralización cuando no la destrucción de muchos proyectos vitales: se pierden empleos, parejas, estudios, etc. Es decir, al defr...

votar

Y lo "hard" se volvió "soft"

Imagina que al llegar a casa en la noche, para encender la luz del pasillo tuvieras que pulsar un botón durante 3 segundos, tras lo cual tuvieras que accionar otro interruptor para confirmar si realmente deseas encenderla y que posteriormente tuvieras que esperar 2 minutos hasta que la bombilla se inicializara y empezara a iluminar el pasillo.  
Imagina que estás en una tienda de ropa con la intención de probarte unos pantalones para decidir cual comprar. En la tienda, te obligan a pasar por un pasadizo repleto de diferentes estanterías, con pantalones en cada una de ellas, aparentemente iguales. En una estantería hay un letrero que pone: "Pantalones para probar", en otra pone "Pantalones" y dentro hay un estante adicional que dice "para probar". Tras un momento de desconcierto, eliges tomar un par de pantalones de una de las estanterías, y prosigues por el pasadizo hasta encontrarte con un amable empleado que te pregunta: "¿Deseas probarte estos pantalones?". Tras una leve cara de fastidio, r...

votar

Penetrar en la Realidad

La inmensa mayoría de los artículos en este blog se han dedicado a describir qué entendemos por procrastinación, mediante análisis, analogías, ejemplos, etc.

En un intento de no parecer reiterativo, me he planteado utilizar una estrategia algo distinta para aportar algo más, pero distinto, al estudio de este fenómeno social. Finalmente he decidido apostar por atacar el tema mediante la descripción de su contrario, de su concepto antagónico.

 

La pregunta de partida era: ¿Qué sería lo opuesto a la Procrastinación? ¿Cómo es el perfil del ?antiprocrastinador??

La respuesta a la que llegué, primero por impulso y luego por convergencia, fue la siguiente: lo contrario de la procrastinación es Penetrar en la Realidad. 

Es cierto que esta frase así, suelta, puede sonar tan contundente como vacía o pretenciosa. Así que requiere de una argumentación más o menos ...

votar

La Procrastinación: el libro

Durante más de seis años, entre este blog y sus artículos precursores en societyof2000.org, he ido acumulando un fondo de artículos, investigaciones, y las valiosas aportaciones en forma de opinión de los lectores. Todo este capital de conocimiento, junto con apuntes de investigación de otros autores en esta materia de la procrastinación, me ha llevado a escribir un libro de ensayo que he venido en llamar "La procrastinación: una epidemia de nuestros días". Este libro estará muy pronto disponible a través de Amazon como e-Book Kindle. Mientras tanto, he decidido compartir abiertamente la tabla de contenidos y el primer capítulo de este libro en el blog, para que podáis tener una primera impresión de los contenidos que he sintetizado en una sencilla, escueta, pero reveladora obra. Muchas gracias a todos.

 

 

Open publication - Free publishing - More productividad

Si deseas estar informado sobre el día de la salida del libro, puedes escribirnos un e-mail a procr...

votar

Procrastinar por miedo al fracaso... ¿o al éxito?

En el reciente estudio sobre la percepción de la procrastinación que hicimos desde este blog, una de las preguntas finales era de respuesta libre, abierta. Se pedía al lector interpelado que escribiera en uno o dos párrafos cuál sería su propia definición de la procrastinación. De todas las respuestas recibidas (más de 350) había una que se repetía con cierta frecuencia y que me llamó la atención: "la procrastinación es el miedo al fracaso" venían a decir varios encuestados. Sin embargo, me llamó más todavía la atención que en solamente una ocasión, alguien respondiera justo lo opuesto "la procrastinación es el miedo al éxito".

¿Cuál de estas dos "escuelas de pensamiento" tiene razón? Considero que ambas.

Aunque el sentido común nos dictaría que lo lógico es temer al fracaso, vamos a ver que el miedo al fracaso y el miedo al éxito son dos caras de la misma moneda. Y que ambas llevan al mismo punto muerto final: procrastinar.

 <...

votar

Estudio general sobre la procrastinación (1)

Hace cosa como de un mes iniciamos un sondeo extensivo sobre la procrastinación, a partir de una encuesta que pusimos en esta misma web. La respuesta ha sido más voluminosa de lo que esperábamos. La intención inicial era de publicar los resultados a partir de la muestra de las 100 primeras respuestas. Al final he decidido "cortar" dicha muestra en las primeras 330 respuestas (aunque el sondeo sigue por supuesto abierto).

En primer lugar muchas gracias a todos los que habéis respondido y habéis tenido la gentileza de autorizar que vuestros comentarios puedan ser publicados.

A continuación os dejo ?de manera resumida? los resultados de dicho estudio, para que entre todos podamos ir sacando ideas y conclusiones que nos ayuden a entender mejor este fenómeno tan generalizado al menos en nuestras sociedades.

1) ¿Conocías que era la procrastinación antes de responder a este sondeo?

 

 

2) ¿Te consideras una persona procrastinado...

votar

Los mecanismos de Compromiso

En esta conferencia TED, Daniel Goldstein nos habla de algo muy relacionado con la Procrastinación: Los mecanismos de compromiso. Se trata de aquellos artificios que uno se fabrica para evitar no cumplir con nuestras obligaciones, objetivos, o sencillamente con lo que nos conviene (desconectar el internet en casa, no comprar comida basura para no comerla, etc.)

Nuevamente fallamos en la previsión del futuro y de sus innumerables detalles que pueden fallar. Goldstein al final nos enseña las herramienta de visualización del hipotético futuro que creó para provocar en nosotros una reacción que nos haga comprometernos más con el presente y sus mecanismos:

 

...

votar

Procrastinamos porque calculamos mal el futuro

Una de las claves para entender carácter de las personas procrastinadoras (es decir, la mayoría de todos nosotros) es comprender que el mundo en el que se desenvuelve el ser humano ha evolucionado mucho más rápido que su capacidad natural de adaptación al medio.

Es por eso que somos malos prediciendo el futuro de una manera 100% óptima y racional, es decir, coherente, y al contrario tomamos decisiones basándonos en gratificaciones inmediatas aunque nos reporten mucho menos beneficio.

De ahí que haya considerado oportuno compartir hoy aquí la charla TED que Dan Gilbert dio acerca de nuestras "expectativas erróneas". Echadle un vistazo:

 

 

...

[0.038674]