Deprecated: mysql_connect(): The mysql extension is deprecated and will be removed in the future: use mysqli or PDO instead in /home/content/04/3998904/html/sites/tuproductividad/clases.php on line 22
Tu Portal de Productividad

Tu Productividad

Patrocinado por:

Procrastinacion


Creado por Ignacio Lirio

Ir a Procrastinacion


votar

La procrastinación y el "Wishful Thinking"

Leer original en Procrastinacion


Una de las características fundamentales de las personas muy afectadas por la procrastinación es el elevado nivel de autoengaño que aparece en sus pensamientos. Recordemos que la procrastinación es fundamentalmente una conducta de evitación, que busca eludir lo que se supone que estamos obligados a hacer. Por lo tanto, es inevitable que surjan sentimientos de culpa o remordimiento. Nuestro cerebro, para combatir dichos sentimientos autodestructivos, recurre a mecanismos de defensa, y el principal es el autoengaño.

 

Existen varias formas en las que el autoengaño se manifiesta. Una puede ser la negación directa de unos hechos. Otra podría ser la invención de sofisticadas mentiras. Sin embargo, otra más sutil y muy extendida entre todos nosotros --y acentuada en las personas procrastinadoras-- es el denominado "Wishful Thinking".

 

 

Podríamos definir el Wishful Thinking como la toma de decisiones basadas en creencias o inducciones sobre el futuro que a su vez se basan más bien en idealizaciones o arreglos de la realidad según nuestros deseos más que en crudas evidencias racionales sobre la situación.

 

Es decir, cuando somos presa de este tipo de pensamiento, planificamos nuestro futuro basándonos en estimaciones erróneas, demasiado sesgadas hacia cómo nos gustaría que fuera y no cómo pensamos que será si nos basáramos en un análisis más frío y riguroso de las circunstancias.

 

El Wishful Thinking, cuando se aplica a asuntos transpersonales (la política, la economía, etc.) nos puede conducir a la falacia, al menos dialéctica. Cuando se trata de gestionar nuestros propios asuntos o tareas, el Wishful Thinking nos lleva a realizar previsiones de futuro muy pobres, algo muy típico del procrastinador.

 

Por ejemplo, ante el encargo de un proyecto de cualquier tipo, tendemos a subestimar los plazos de finalización o el nivel de dificultad. "Tengo tiempo de sobra, la entrega es dentro de seis meses", o "¡Esto lo hago yo en dos tardes!". Situaciones que, probablemente, no nos sean ajenas ¿verdad?

 

En lengua castellana (español) este término anglosajón se solía conocer como el tradicional "Cuento de la Lechera", y es mucho más frecuente de lo que nos pensamos. En general, las personas exitosas en términos de culminación de sus proyectos personales suelen estar en las antípodas del Wishful Thinking, y se concentran humildemente en el desempeño diario de sus tareas, intentando encontrar el disfrute en su realización paso a paso en lugar de perderse en ensoñaciones de un futuro esplendoroso que vendrá como por arte de magia y casi sin esfuerzo. Esto no quiere decir que tengamos que renunciar a soñar o incluso fantasear con situaciones de gran éxito y felicidad. Lo que no deberíamos hacer es dejarnos aprisionar por ellas y, al igual que ocurre con el Ego, acabar dominados por ellas y en lugar de lo contrario.

 

Quizá para evitar acabar frustrados presa de este Wishful Thinking o Cuento de la Lechera, sea preferible adoptar un esquema mental diferente en el que aceptemos que nuestros futuros éxitos serán la versión imperfecta de nuestros sueños y donde sepamos encontrar la satisfacción y el goce en el arte de la concentración en el instante presente. Otro consejo que tambien pueda ayudar es observar con una saludable mirada crítica aquellos mensajes que nos lleguen de las corrientes contemporáneas de Psicología Positiva, tan de moda hoy en día, y que intoxican a la población con sus mensajes de optimismo exagerado e irracional, del pensar que "tú puedes hacerlo" solo porque sí, o que, "al final todo saldrá bien, ya lo verás"...


[0.025074]