Deprecated: mysql_connect(): The mysql extension is deprecated and will be removed in the future: use mysqli or PDO instead in /home/content/04/3998904/html/sites/tuproductividad/clases.php on line 22
Tu Portal de Productividad

Tu Productividad

Patrocinado por:

Procrastinacion


Creado por Ignacio Lirio

Ir a Procrastinacion


votar

"¡Me da vergüenza retomar ese proyecto!"

Leer original en Procrastinacion


En un artículo de hace tres años, comentábamos que mientras más se aplaza la ejecución de una tarea, crece la probabilidad de que la aplacemos más todavía y se acelera ese punto en que pasa a estar directamente abandonada.

Pero ¿por qué se produce este efecto de refuerzo positivo?

Es posible que se deba a una especie de sentimiento de culpa. Al postergar excesivamente una tarea o un proyecto, éste va adquiriendo unos tintes vergonzantes que deseamos evitar a toda costa. Recordemos que el procrastinador sabe a la perfección qué cosas está postergando, y la importancia que tienen, pero se autoengaña y simplemente no quiere ver lo que está provocando. Esto no quiere decir que sienta un bochorno y preocupación internas por ese conocimiento.

Así, la tarea o proyecto abandonados, a pesar de ser 'objetos inertes' se convierten en una suerte de Voz de la Conciencia, y evitamos acercarnos a ellos para evitar la desagradable sensación de percibir como ésta nos mira con gesto acusador "¡Me has abandonado, y te vas a arruinar por ello!". De nuevo, ahí aparece la procrastinación como conducta de evitación, e inmediatamente acuden al rescate los anticuerpos del autoengaño para sacarse de la chistera alguna idea extravagante para explicar nuestra absurda actitud.

Este tipo de bloqueos mentales solo son posibles de superar si existen una fuerza o energía mayores que puedan vencer dicho bloqueo. Estas fuerzas pueden surgir de la motivación extraordinaria, de una ayuda externa, de un arranque de rabia, o incluso de una situación accidental. Se trata sin duda de situaciones y medidas excepcionales pero si consiguen superar esa barrera invisible limitante que supone la procrastinación y retomar esa tarea, la recompensa de comprobar que no era para tanto y que merecía la pena puede reforzar un circuito de recompensa en nuestra mente que, si se mantiene y se repite, puede, a la larga, sanar nuestro nocivo hábito de procrastinar.

[0.014811]